Gabinete de psicólogos IBBGabinete de psicólogos IBB

¿Todo el mundo miente?

Las personas necesitamos creer que vivimos en un mundo sincero, carente de engaños y ocultaciones, en cierta medida si somos conscientes de que todos mentimos, aunque la tendencia es creernos absolutamente todo.
Detrás de la mentira se esconden varias razones influidas por el orgullo, autoestima, miedo o aburrimiento. ¿Por qué decir: estoy en el paro cuando puedo decir: estoy realizando un proyecto muy interesante? ¿Por qué decir que fumo, cuando puedo fumar a escondidas y nadie me ve? ¿Por qué decir que utilizo la talla 42 de pantalón cuando puedo decir que yo también utilizo la 38? ¿Por qué decir que ayer noche no ligue, cuando puedo decir que estuve con una chica y nadie se va a enterar? Todos sabemos que no es verdad lo que dice, pero como es nuestro amigo, familiar, compañero, nos alegramos por esa persona, a nosotros no nos repercuten las mentiras y de esta manera el otro se siente feliz.
Este tipo de mentiras no se deben tomar como una apología de desconfianza, simplemente se debe aprender a convivir con ellas y aceptarlas como una realidad inherente al ser humano, cada uno debe de responsabilizarse de sus mentiras y saber enfrentarse a los momentos en que se piden pruebas por dichas mentiras. Pues la mentira será peligrosa cuando creemos en ella y se le damos mas importancia de la debida.
Por lo general, ocurre lo mismo en la política, los políticos transforman las mentiras en medias verdades y manipulan el lenguaje, sin embargo no estamos preparados para aceptar que nuestro partido nos miente, les defenderemos y justificaremos aun cuando seamos los principales perjudicados.



0 comentarios: